¿Quién inventó la imprenta?

Hoy en día, las nuevas tecnologías avanzan a pasos de enormes y poco a poco se están desplazando al mercado de la industria de papel. Durante muchos años, los periódicos y carteles fueron los que dominaban las calles pero hoy en día eso ya forma parte del pasado. Hoy en día la gente lee las noticias en el móvil o tableta en vez de ir al kiosko y comprarse el periódico. Pero nada de esto hubiera sido posible sin el nacimiento de la imprenta en el año 1440, gracias a su inventor, el alemán Johannes Gutenberg, también llamado “Padre de la imprenta“.

Sobre el año 430 y 440 A.C. los romanos ya realizaban impresiones de inscripciones sobre arcilla y entre el 1041 y 1048 la empresa Bi Sheng creaba el primer sistema de imprenta móvil, a través de un papel de arroz que existía ya en China. Sin embargo la imprenta moderna no se creó hasta 1440.

Durante estos años eran muchos los monjes y frailes que hacían réplicas de ejemplares por encargo, a pesar de no saber ni leer ni escribir. Una de las diferencias entre el modelo de copiar Gutenberg y los demás monjes o frailes es que no usaba tablillas de madera sino que confeccionó moldes de madera para cada una de las letras del abecedario para más tarde rellenarlas con plomo. Estas letras estaban sujetas a un soporte más rápido y consistente que el de madera.

Gutenberg incluso señaló que podría realizar una copia de la Biblia en menos tiempo que el mejor monje y que esa copia no se podría distinguir de la original.

A Gutengerg se le debe el invento de la imprenta

A Gutengerg se le debe el invento de la imprenta

Gutenberg inventó la imprenta y fue todo un éxito

Hasta aquí el invento de Gutenberg era un éxito, aunque durante la época no era apreciado ni valorado, como ocurría con muchos otros inventores. Para comenzar sus andaduras pidió dinero a Johann Fust, prestamista y socio de Gutenberg, pero se quedó sin dinero antes de acabar el trabajo por lo que tuvo que hablar de nuevo con Fust para pedir un préstamo. Debido a la incertidumbre de Fust por el nuevo negocio, Gutenberg le ofreció participar en la sociedad y ser uno de sus socios a lo que Fust acabó aceptando y dándole el dinero que necesitara. Aunque a cambio de poner el capital suficiente, Fust delegó el trabajo de Gutenberg a su sobrino Peter Schoffer.

Este proyecto ambicioso necesitaba mucho capital y posteriormente mundialmente conocido que ha revolucionado el mundo de la comunicación y por consiguiente el mundo del papel.

Pasados los dos años desde el comienzo de su gran proyecto, el padre de la imprenta se volvería a quedar sin dinero a penas a un paso de conseguir su objetivo, copiar 150 Biblias. En este caso Fust no le proporcionó el dinero que le faltaba a Gutenberg y se quedó con el negocio con su sobrino en lo más alto. Gutenberg se quedó arruinado y sin su negocio estrella. La Biblia de Gutenberg fue publicada en 1456 y murió 1468.

La imprenta creada por Gutenberg ha sido un invento que ha revolucionado el mundo del papel y que durante su época nadie creería que ese invento que empezó siendo un desafío acabaría siendo el invento más revolucionario e importante de todos los tiempos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.